*Reportan incremento de entre el 15 y 20 por ciento en consultas por enfermedades gastrointestinales en unidades de salud

 

Morelia, Mich., a 02 de Mayo de 2016
BOLETÍN.780/2016

 

Derivado del aumento de temperatura en la ciudad, entre un 15 y 20 por ciento han incrementado las consultas por enfermedades gastrointestinales en las Unidades de Salud adscritas al Ayuntamiento de Morelia, informó el Secretario de Desarrollo Humano y Bienestar Social, Guillermo Cuitláhuac Marín Chávez, quien llamó a la población a tomar medidas preventivas para evitar este tipo de infecciones.
 
El funcionario municipal hizo énfasis en que las acciones de prevención se deben reforzar en los niños y adultos mayores, quienes son más susceptibles a contraer enfermedades diarreicas, sobre todo considerando que este tipo de infecciones representan la segunda causa de muerte entre los menores de 5 años.
 
Consultas por intoxicación de alimentos, fiebre tifoidea, hepatitis A, así como por enfermedades de tipo viral, principalmente en niños, son las que registran un aumento desde la semana pasada en las unidades móviles y clínicas de salud municipales, puntualizó.
 
“Como consecuencia del periodo de transición de frío a calor y con el ascenso de la temperatura se incrementan también las enfermedades diarreicas y los golpes de calor entre la ciudadanía. Por ello, hacemos un exhorto a las familias morelianas a llevar a la práctica algunas recomendaciones para disminuir estos padecimientos que son prevenibles y tratables”, detalló Marín Chávez.
 
Refirió que por parte de la Dirección de Salud, mediante las dos unidades móviles y 19 clínicas de salud están proporcionado información sobre los factores de riesgo y síntomas de las enfermedades gastrointestinales, así como de la llamada insolación; además de distribuir de manera gratuita sobres de suero oral para evitar la deshidratación.
 
El encargado de la política de desarrollo social en el municipio, precisó que en el ánimo de sortear las enfermedades diarreicas es necesario tomar en cuenta las siguientes medidas: preparar los alimentos de manera higiénica, desinfectar frutas y verduras, conservar los alimentos refrigerados -sobre todo los mariscos-, hervir el agua, así como verificar que el vital líquido sea potable y este clorado.
 
Asimismo, alertó que en caso de que cualquier integrante de la familia, particularmente los menores de edad, presenten evacuación líquida de forma prolongada y signos de sangre o moco al evacuar, acudan inmediatamente al centro de salud más cercano y tomen suero oral.
 
De la misma manera, Guillermo Marín sugirió que en caso de tener los síntomas clásicos del golpe de calor, como sed intensa, boca seca, temperatura corporal mayor a 39 grados, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, mareos, dolor de cabeza e incluso desmayos, también deben solicitar a la brevedad atención médica, para tratar en tiempo y forma este mal.