Morelia, Mich., a 30 de Septiembre de 2017
BOLETÍN 1/2017  
Con una amplia variedad de espectáculos regionales y culturales, se lleva a cabo la verbena popular correspondiente al Aniversario del Natalicio de Don José María Morelos.
 
Un centro histórico repleto de familias, música, caballos y un ambiente enteramente familiar, se vive la tarde de este sábado en la Capital Michoacana, como parte de las actividades que preparó el Gobierno Municipal para conmemorar el Aniversario del Natalicio del Siervo de la Nación.
 
Luego del tradicional desfile y los actos cívicos durante la mañana de este sábado, el ambiente festivo continuó en el primer cuadro de la ciudad, con el arranque de la verbena popular, en la cual varias dependencias municipales unieron esfuerzos para ofrecer a la ciudadanía una vasta oferta de opciones culturales, que arrancaron con el pie derecho, a través del espectáculo de baile de caballos, organizado por la Gerencia del Patrimonio Cultural de Morelia.
 
Más de 15 caballos y jinetes de diversas asociaciones de cabalgantes ofrecieron un animado espectáculo de baile, enriquecido por la música de la banda K-wicha.
 
Esta opción fue alegremente recibida por los ciudadanos que abarrotaron el primer cuadro de la ciudad, quienes bailaron y gozaron con el baile de los caballos, en un evento que a lo largo de más de una hora llenó de alegría el pie de la Catedral Moreliana.
 
Posteriormente y como parte de las actividades preparadas por la Secretaría de Cultura Municipal a través del programa estandARTE, el Ensamble Popular y el Ensamble Clásico del Tec de Monterrey, ofreció un ameno y juvenil concierto en la Plaza Melchor Ocampo, donde se despojaron de su corte de música pop, ofreciendo a los asistentes un repertorio de gran tradición y acorde a la ocasión con canciones clásicas como “Bésame Mucho”.
 
Concluyendo con broche de oro, el Ballet Folclórico del Estado de Michoacán y el Mariachi Emperador arribaron a la Plaza a modo de Flashmob, para ofrecer otro repertorio musical  celebrando el orgullo de ser mexicanos.
 
Con un primer cuadro y una plaza llena de familias y color, los eventos fueron llevados con total  orden y dieron cuenta de una inigualable fiesta moreliana para el disfrute de todos.